rollingstone.com.ar

Charli XCX - 'Number 1 Angel'

Asylum - Tres estrellas y media

 

Charli XCX ya era una estrella pop con tendencias alternativas cuando lanzó Sucker en 2014, una reinvención electrónica de la New Wave de los 80. Pero en el último año y medio, la cantante de 24 años aceleró a fondo hacia la vanguardia por un camino de luces de neón. Para su EP de 2016, Vroom Vroom, su single reciente, "After the Afterparty", y este mixtape de 10 canciones en 37 minutos, Charli se juntó con artistas del sello londinense PC Music, como A.G. Cook y Sophie, cultores de un pop de brillo intermitente que suena bastante como un chiste ácido sobre el consumismo. Una jugada notable por parte de alguien que hace poco cantaba "Fancy" con Iggy Azalea.

Angel hace que esta nueva corriente estética de pop espectral suene más coherente que en el tosco Vroom Vroom. Las bases no son tan abrasivas; las voces siguen dispuestas de un modo que desorienta pero no es discordante. Las canciones siguen hablando de autos y chicas, y ese anhelo que predomina en las letras acompaña la sensación nostálgica de la música. Temas como "ILY2" y "Emotional" combinan melancolía, erotismo y aislamiento. En su mezcla de sonidos escalofriantes y letras hot ("Fría como el hielo, petrificada/Me encanta lo que me estás haciendo", canta en "White Roses"), estos himnos de sexo robótico se presentan ante el mundo como una reversión de Blade Runner en clave de pop sucio.

Christopher R. Weingarten

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone