rollingstone.com.ar

'Huye': la pesadilla de una pareja interracial

El director Jordan Peele triunfa en su debut trabajando con su propio guión



Huye

Daniel Kaluuya, Allison Williams. Dirigida por Jordan Peele - Tres estrellas y media

Un show de horror entrelazado con tensión racial e ingenio satírico. ¿Cómo se logra todo eso? Corran a ver Huye, el debut del director Jordan Peele, y despierten. Esta película socialmente conciente te toma por sorpresa.

"¿Ya les dijiste a tus padres que soy negro?", le pregunta el aspirante a fotógrafo Chris Washington (Daniel Kaluuya) a su novia Rose (Allison Williams), justo antes de que partan a conocer a sus suegros, que son el epítome del privilegio blanco. El papá de Rose, Dean, es neurocirujano y un perfecto complemento de su mamá, la hipnoterapeuta Missy. La familia parece genuinamente cálida y con modales progresistas bienintencionados ("Hubiera votado por Obama por tercera vez", le asegura Dean). Pero Chris rápidamente nota la vibra rara, especialmente entre el personal de servicio (un jardinero desconfiado, una ama de llaves de sonrisa lobotomizada), que sugiere que la esclavitud todavía está en práctica en los suburbios de clase media alta. Todo se pone más tenebroso en una fiesta de la familia y su círculo social. "¡Huye!" es el consejo que le da por teléfono a Chris su amigo Rod (un graciosísimo Lil Rel Howery), que sospecha que algo raro está pasando. Y no está equivocado.

Peele -hijo de una madre blanca y un padre negro- se divierte mezclando horror y risas para revolver las hipocresías raciales de Estados Unidos. Para un director debutante trabajando con su propio guión, Peele triunfa rotundamente. Y lo mismo sucede con sus actores: Kaluuya es una futura estrella y Williams llevó el personaje que le tocó en Girls a lugares que Lena Dunham nunca investigó. Ella es dinamita.

Peter Travers

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone