rollingstone.com.ar

Kase.O: "Mi show será una fiesta de rap con momentos emocionantes"

El ícono del hip hop de habla hispana cuenta cómo será su fecha de este sábado 13 en Buenos Aires. Además, revela sus ganas de volver para actuar en el Luna Park

Por Emilio Zavaley

"Mi presión era cómo cumplir con las expectativas de todos los que me escuchan", dice Kase.O parado en el medio de la avenida 9 de julio. El ícono del rap de habla hispana se refiere a la sensación que atravesó toda la previa de la grabación de El círculo, su primer disco con canciones nuevas en diez años. "Unos querían una cosa y otros querían otras. Es difícil tenerlos contentos a todos y no es esa la labor del artista", asegura, "la labor del artista es expresarse al máximo".

El resultado final de ese largo proceso, que incluyó una estadía de un par de temporadas en Colombia, fue uno de los 25 mejores discos de 2016 según Rolling Stone, y que este sábado 13 de mayo presentará en Groove, una fecha con entradas agotadas. "La mitad del show es de canciones de El círculo. La otra mitad son antiguas de Violadores del Verso y cositas que sé que le gustan a la gente", cuenta. "Como para que tengan la dosis de lo nuevo y la dosis de la nostalgia de Violadores en la misma noche. Será una fiesta de hip hop con momentos emocionantes y otros más festivos."

Las entradas se agotaron rápido. ¿Los que no consiguieron su ticket van a tener revancha?

El año que viene me gustaría volver a ciertos sitios en los que he estado y en los que se ha quedado gente fuera. La gente no está acostumbrada a comprar entradas anticipadas. Esperan hasta último momento y con la ansiedad que hay por El círculo si no consigues la entrada pronto, te quedas sin verlo. La intención es volver a estos sitios en los que se ha quedado mucha gente afuera y poder hacer que vean El círculo. Si puede ser en el Luna Park, lo voy a intentar. Son producciones más costosas, más difíciles de llevar a cabo, pero visto la demanda que hay en Buenos Aires, pues es eso a lo que tenemos que aspirar. O hacer varios días o hacer uno bien gordo. Y el Luna Park lo quiero reventar, ¿por qué no?

Parte de El círculo lo hiciste viviendo unas temporadas en Medellín. ¿Qué te aportó Colombia para terminar tu esperado disco?

De mi estancia en Colombia me quedo con la naturaleza, que fue la que me inspiró y calmó todos mis pensamientos. Yo vivía en el campo y estaba en contacto con todas las especies. Era un día a día de relacionarme con las plantas y los pájaros. Todo eso me serenaba e inspiraba. Y también me quedo con la esencia del hip hop que se vive en toda Latinoamérica. Quería un poco contagiarme de toda esa actividad y creatividad que hay ahora acá. La quería vivir de cerca y renovar mis votos por el hip hop.

¿Fue ahí donde surgió la intención de que El círculo sea un disco tan personal?

Nació ahí, pero la desarrollé en Zaragoza. En los últimos cinco meses del proceso, volví a España y me encerré en el estudio 8 horas al día. Ahí fue el gran ejercicio de introspección con el material que había escrito. Creo que surgió en el estudio de Rap Solo en Zaragoza, donde me recuerdo llorando cuando escribía la letra, la terminaba... Donde me acuerdo de decir "¡Hostia! Estoy sacando la basura de aquí adentro".

¿Cuál es la rima que mejor define a El círculo?

Puede ser "Hago lo que me sale de los huevos". Después de superar toda esa presión y esos miedos, hice lo que me salía de adentro, sin miedo al juicio. Simplemente por el hecho de expresarme y sentirme feliz. Fue un gran descubrimiento y voy a intentar seguir llevándolo a cabo en mis discos: ser libre, no pensar en que te van a juzgar y criticar. Hay que ser uno mismo y los demás no tienen nada que decir al respecto.



El disco fue elegido por Rolling Stone como uno de los mejores discos de 2016 , en especial por "Mazas y catapultas", donde llevaste tu arte a otro nivel. ¿Qué sentís por esa canción?

"Mazas y catapultas" para mí es el mayor avance que he hecho respecto de mis cosas anteriores. Es una canción muy friki, muy especial. Es una historia que es real. Sale de mi corazón: un día estaba en el estudio y me vino entera. Sólo tenía que mover la mano y así surgió la canción. Para mí es una de las que más me gustan del disco, donde más me he arriesgado y me he divertido. Si no me arriesgo, me aburro mucho. Es una obra extraña. Es medio tango, medio copla, medio flamenco, medio reggae; yo no he oído ninguna canción parecida en ningún disco.

¿Cómo encontraste España cuando regresaste luego de estadía en Colombia?

Cuando me fui, la situación estaba muy gris, muy triste. Gente perdiendo sus trabajos, con una crisis bastante agresiva y repentina. Ahora que he vuelto, veo a la gente más animada. Sigue habiendo crisis, pero no veo tanta tristeza como cuando me fui en 2013. De todo el engaño este de Europa que nos han hecho, y todo el engaño que es la situación mundial la verdad que me mantengo al margen. No me creo en nada de lo que dicen. Todo lo que dicen en la tele, pienso absolutamente lo contrario. Es todo manipulación. Nadie explica nada, nadie sabe nada.

En ese tiempo también explotó el Spanish Trap. ¿Qué te parece esa escena?

Vivo un poco alejado de toda la explosión del trap y toda esta cosa moderna. Todo el mundo me pregunta por eso y yo no lo he vivido tan de cerca. He estado escribiendo mi disco en mi burbuja. Veo que hay grupos que tienen cierta relevancia, que están haciendo mucho ruido. Si hubiera buen rap la gente no tendría que escuchar trap. El rap está vivo, para mí sigue como siempre.

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone