rollingstone.com.ar

'Madraza': Una ama de casa obvia y desesperada

Un cruce fallido entre la comedia costumbrista y el thriller de acción



Madraza

Loren Acuña, Sofía Gala Castiglione, Gustavo Garzón. Dirigida por Hernán Aguilar - Una estrella

La ópera prima de Hernán Aguilar, producida de manera independiente pero distribuida por Disney, cruza con poco éxito la comedia costumbrista con el thriller de acción al transformar a Matilde (la experimentada actriz paraguaya Loren Acuña), una ama de casa recientemente viuda, en una mortal asesina a sueldo. Ya la primera escena, con sus jump cuts que parecen no tanto una búsqueda expresiva como un remedio para aligerar la duración de los planos, anticipa el estilo narrativo de Madraza; a tal punto que, con una "s" extra en el título, una trama extendida y más personajes, podría transformarse en una tira diaria alla Suar. Luego del trauma de origen y la paulatina conversión de la protagonista, la película alterna las escenas "laborales" -diseñadas para el lucimiento del equipo de efectos especiales- con las charlas de café entre Matilde y el detective encarnado por Gustavo Garzón, quien a pesar de sospechar de ella no puede evitar sentirse físicamente atraído (justamente, el espacio de esa cocina se siente como un set televisivo recurrente). Sofía Gala interpreta a la mejor amiga de la protagonista, estereotipo de wacha lumpen en cada gesto y frase, la antítesis de la "vieja cheta" que moldea Chunchuna Villafañe. Todo es obvio y chillón en Madraza, pero nunca al punto de jugarse a pleno por el terreno del grotesco o del trash autoconsciente.

Diego Brodersen

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone