rollingstone.com.ar

'Atómica': Charlize Theron transforma la Berlín de la Guerra Fría en la batalla de una sola mujer

En la película de David Leitch, la actriz muestra el mismo nivel que tuvo en 'Mad Max: Furia en el camino

Por Peter Travers



'Atómica'

Charlize Theron, James McAvoy, John Goodman - Dirigida por David Leitch / 3 estrellas

Nadie hace de espía mejor que Charlize Theron. Y, a diferencia de James Bond, ella lo hace con tacos altos. Basada en la serie de novelas gráficas The Coldest City, Atómica se desarrolla en 1989, durante el descongelamiento de la Guerra Fría y los últimos días del Muro de Berlín. Esto le permite a David Leitch combinar acción brutal con espionaje retro, una mezcla ambigua que no resulta fácil. Pero Theron, en medio de su fase de heroína de acción y en el mismo nivel que mostró en Mad Max: Furia en el camino, simplemente la rompe.

Acá interpreta a Lorraine Broughton, una espía del MI6 que hace que la vida de sus superiores sea un infierno. El objetivo es evitar que una lista de doble agentes encubiertos caiga en las manos equivocadas. Pero, claro, algo sale mal.

Y no importa, porque lo que cuenta son las escenas de pelea, que son maravillosamente buenas, especialmente el mano a mano que involucra el taco aguja de Theron y la yugular de un rufián, en una batalla campal en un hotel lujoso en el que el tema "99 Luftballons" justifica todos los disparos y la intensidad. (La banda de sonido es puro placer de la época de Reagan.) Theron, quien rodó todas sus escenas de artes marciales, es poesía violenta en movimiento. Es una chica mala y fría como el hielo. ¿Cómo te vas a resistir?

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone