rollingstone.com.ar

El sueño de Barco viaja de Virus a MGMT

Conocé a la banda de Alejandro Alvarez, que dejó de su trabajo en una fábrica de marcadores para cumplir su sueño

 
Barco.

"Nuestro sueño constante es hacer canciones que podamos escucharlas dentro de 15 años y nos gusten cada vez más, como las de los Beatles o Bob Marley", dice Alejandro Alvarez, este músico de Florida, Provincia de Buenos Aires, que en 2010 sintió la necesidad de dejar el trabajo que hacía en una fábrica de marcadores para armar Barco, un proyecto que fusiona pop y rock en sintonía musical con los grupos que escuchaba: LCD Soundsystem, MGMT, Virus y Suéter (el padre fue el baterista). "Quiero soñar en grande, después como decía Spinetta para bajar hay tiempo. Me gustaría llegar a un nivel de inspiración importante y que la banda se mantenga unida como Los Auténticos Decadentes o Kapanga, que tienen 30 años y siguen haciendo música".

Después de un proceso de maduración que duró casi dos años, en 2012 Barco -que completan Justo Scipioni en bajo, su hermano Francisco Alvarez en batería y Ramiro Cremona en teclados y percusión- hizo su debut en vivo en el escenario del mítico bar La Perla de Once, donde recibieron la aprobación del ex músico de Almendra Rodolfo García, momento que la banda atesora, junto a la noche de 2014 que abrieron el show de Damon Albarn en el Gran Rex, como uno de los hitos más importantes de la historia del grupo. "Pudimos ver la prueba de sonido de Damon y cuando finalizó el show nos metimos en su camarín a compartir unas cervezas", dice Alejandro unas horas antes de partir rumbo a El Salvador, país en el que se presentarán por segunda vez y ya los espera un grupo de fans que agotaron todos los tickets de un venue similar a Niceto.

Afianzados en una convocatoria en constante crecimiento que los ha llevado también a presentarse en dos fechas sold out en The Roxy y ante más de mil personas en el Teatro Vorterix, en 2016 Barco editó su segundo disco Era es será, que contó con la mezcla de Héctor Castillo (Cerati, David Bowie, Björk). "Tuvimos muy buenos aliados", dice Scipioni. "Fue una grabación muy intensa que duró sólo un mes". Las canciones de Barco hablan de amoríos histéricos, momentos de melancolía y delirios nocturnos, y en los últimos meses han logrado posicionarse entre las más escuchadas de la app FRI Movistar. "No hay una temática puntual", dice Alejandro acerca de los temas de la banda. "Son como imágenes inconclusas que se mezclan, a veces, sobre una historia puntual".

Leer más:"De Florida a Latinoamérica: el crecimiento regional de Barco"

COMPARTILO
En esta nota:
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone