rollingstone.com.ar

'It': El payaso Pennywise está más sádico que nunca

El argentino Andy Muschietti actualiza la historia del clown que asusta a los niños hasta matarlos

Por Peter Travers



'It'

Jaeden Lieberher, Bill Skarsgård. Dirigida por Andy Muschietti / Tres estrellas

Basada en la novela de King de 1986 que se transformó en una valorada miniserie para ABC en 1990, y que tenía a Tim Curry como el horrendo Pennywise, It vuelve en 2017 en su versión cinematográfica bajo la dirección de Andy Muschietti (Mama) y con el guión de Chase Palmer, Gary Dauberman y Cary Fukunaga (de la temporada buena de True Detective). Prohibida para menores, gracias a su despliegue de violencia y malas palabras, en general le gana por goleada a cualquier serie de televisión cuidada. Y cuando Pennywise le arranca el brazo a un niño de un mordisco, la rompe. Vas a gritar como loco.

Lo cual nos lleva a la trama. Hay niños desapareciendo en el pueblo de Derry, Maine, cortesía de Pennywise, quien aparece en Derry cada 27 años y asusta a los niños hasta matarlos, transformándose en sus peores miedos. La época es fines de los años ochenta -King ambienta la primera parte del libro en los 50, cuando él era niño-, pero la actualización le queda bien a Muschietti. Nuestros héroes siguen siendo siete estudiantes de secundaria que se hacen llamar "The Loser's Club", chicos que no encajan y encuentran fuerza manteniéndose juntos. Jaeden Lieberher (Midnight Special) es excelente en el papel de Bill, el líder del Club. La desaparición de su adorable hermanito menor -a quien Pennywise tira por una alcantarilla en medio de una tormenta de lluvia- hace estallar el pánico. Finn Wolfhard hace de Richie, el gracioso; Jack Dylan Grazer es Eddie, fóbico a los gérmenes; Wyatt Oleff es Stanley, el judío; Jeremy Ray Taylor es Ben, el gordito; y Chosen Jacobs es Mike, el afroamericano. Los estereotipos se completan con Sophia Lillis como Beverly, la. mujer.

Sí, los chicos -especialmente Bill y Ben- compiten por su atención. Y sí, todos ellos están lidiando con algún problema serio en casa, desde abandono hasta abuso sexual y violencia. Los padres están mayormente ausentes y, cuando aparecen, también son bastante monstruosos. Los siete perdedores también tienen que lidiar con el bullying, en manos de la pandilla Bowers, liderada por un bruto llamado Henry (Nicholas Hamilton). Pero Pennywise es todos sus miedos reunidos en un payaso horrible y danzarín con dientes amarillos, que goza ver cómo el miedo hace sudar a los chicos. Hace que tengan mejor sabor, dice.

It no llega a ser un clásico moderno, como The Badadook, pero te va a asustar mucho.

Peter Travers

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone