rollingstone.com.ar

Namuel, la figura fija del under chileno

Escuchá al paladín del queer pop que está en una cruzada contra la vergüenza

Por Gabriel Orqueda



"A la gente del circuito indie le da miedo tirarse de lleno al sonido pop puro, pero todos nos criamos escuchando a Shakira y las Spice Girls", dice Namuel, que con 24 años ya lleva una década de transición de la escena de bedroom pop de MySpace a figura fija del under chileno, tocando teclados con Javiera Mena, Adrianigual y Sofía Oportot, entre otros. En ese camino, editó Noche polar (2013) y Folclórico (2015), que fueron definiendo su electropop "sinvergüenza", confesional y expresamente queer. El año pasado editó la excelente "Joven de corazón", una historia "sobre una relación de poder desigual, en la que el paso a ser abusiva es muy sutil y fácil", cuyo video lo tiene como colegial en situaciones que van del bullying al S&M . "Con el director Javier Sinclair queríamos hacer una parodia de estas películas porno en las que llevan a alguien 'de 18' a hablar frente a una cámara y le dicen qué hacer", explica. En su otro clip de 2017, "Yugoslavia", sale desnudo a los besos con otro chico en un romántico edén twink. ¿Un tributo al cineasta Kenneth Anger? "Es más simple que eso. Mis propuestas visuales son un tributo al MTV de la década de 2000, al top 20, es un collage de mis recuerdos."



Junto con su nuevo single, "Poder", este mes lanzará un nuevo EP que sintetiza estos años de exploración. "Estoy tratando siempre de sacarles todas las capas innecesarias a las canciones", dice. "No me gusta cuando hay solos innecesarios, o breaks forzados sólo por el hecho de moverse dentro de un género. Siempre busco llegar al núcleo."

COMPARTILO
 Notas mas leidas
PUBLICIDAD
Revista Rollingstone